Debe o no Debe, el gobierno de Veracruz, esa es la pregunta del día


A 23 horas  –ya no son días- de que termine su administración, el gobernador Fidel herrera Beltrán insiste en que no se le debe a nadie y que se han pagado todos los adeudos, lo que contribuye a crear un ambiente de incertidumbre e incredulidad, pues son cientos los proveedores, contratistas y dependencias a las que se les adeudan miles de millones de pesos, que hasta hoy lunes, todavía nadie ha dicho de donde van a salir para cubrir esos adeudos.

Todavía ayer en la mañana, en el puerto de Veracruz, al ser cuestionado en un desayuno con representantes de cámaras empresariales, con quienes se entrevistó para tratar de tranquilizarlos de que se les va a pagar, pero en el siguiente gobierno, el gobernador Fidel Herrera Beltrán señaló: Veracruz tiene fortalezas extraordinarias, pues independientemente de sus disponibilidades, se cuenta con la autorización del Congreso del Estado para bursatilizar 6 mil 500 millones de pesos de las participaciones federales, además de que hay una línea de crédito por 10 mil nilones de pesos también autorizada “para cualquier disponibilidad o desequilibrio que en el balance podamos tener y esa es una gran fortaleza”.

Fidel Herrera Beltrán  adelantó que el gobernador electo Javier Duarte de Ochoa contará con la posibilidad de bursatilizar las participaciones federales y contratar la línea de crédito por 10 mil millones de pesos, a fin de atender las necesidades económicas en los primeros meses de su administración.

Pero lo que no dice el todavía gobernador, es que esos 10 mil millones fueron autorizados por el Congreso de Veracruz, para atender las contingencias por el huracán Karl y las lluvias de Mathew,  no para pagar deudas que se generaron quien sabe porqué motivo, pues el dinero que se tenía para pagarlas se desvió hacia quien sabe donde.

Así que de entrada, duro paquete le dejará al novo gobernador Javier Duarte de Ochoa, quien tendrá en todo caso que tramitar ese empréstito, a cuenta de participaciones federales, que deben ser para supuestamente sufragar gastos de atención a daminificados y si se canalizan a pagar otros renglones, automáticamente se estaría cayendo en una “desviación de recursos federales”.

Esa es una bombita de tiempo, que Fidel Herrera le deja activada al futuro gobernador de Veracruz.

Contrario a lo anterior, el aún gobernador asegura que la fortaleza de Veracruz es su economía, aseveró que hereda a Javier Duarte de Ochoa un estado con finanzas estables que le permitirán impulsar políticas públicas del programa de gobierno del próximo sexenio.

El Ejecutivo estatal insistió en que la caja chica de los veracruzanos tiene recursos suficientes para que el nuevo gobierno haga frente a sus compromisos.

Detalló además que hay una línea de crédito que se podrá hacer válida en caso de ser necesario. “Veracruz tiene fortalezas extraordinarias, ya lo dijimos en el Congreso, independientemente de sus disponibilidades, quiero recordarles que tenemos una autorización para burzatilizar 6 mil 500 millones de pesos de las participaciones federales, que hay una línea de crédito por 10 mil millones de pesos autorizada por el Congreso para cualquier disponibilidad o desequilibrio que en el balance podamos tener y esa es una más de nuestras fortalezas”, refirió en entrevista. 

Mientras tanto los deudores siguen tratando de que les paguen.

Para no ir muy lejos, a los trabajadores de la Secretaría de Educación, la nómina más importante en el estado que generalmente se cubre con uno o dos días de anticipación, que debió de haber sido depositada desde el viernes, esta es la hora que no les han depositado su quincena.

Otro caso más, el todavía  secretario de Turismo, Cultura y Cinematografía, Angel Alvaro Peña, acusó a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de gobierno del estado, de mantener un adeudo de 27 millones de pesos.

“Nos deben 27 millones de pesos y yo debo 23 millones de pesos a la iniciativa privada, llámese hoteleros, transportistas, prestadores de servicios, a taxistas. Se debe dinero”.

Aseguró que el adeudo es por el concepto del impuesto de dos por ciento al hospedaje, el cual es pagado por el sector hotelero a la Secretaría de Finanzas y Planeación.

Mientras el secretario de turismo dice que le deben en Finanzas, el gobernador jurad a y perjura que no se debe a nadie.

Pero como bien diría hoy en la mañana en entrevista con la XEU de Veracruz, “esto no termina hasta que termina”….
Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: