La crisis nuclear en Japón y Laguna Verde en Veracruz


El efecto mariposa podría ser aplicado a la crisis que está viviendo Japón luego de los terremotos y Tsunami, que dejaron un número todavía no determinado de muertos, ahora una serie de explosiones en las plantas nucleoeléctricas en donde ayer se declaró estado de emergencia nuclear en las plantas de Tokio, donde dejó de funcionar una bomba de enfriamiento, y en la de Onagawa, donde el nivel de radiactividad aumentó (para luego volver a su nivel normal).

Con estas sumaban ya tres las plantas atómicas en problemas, pues en la de Fukushima los reactores 1 y 3 registraban problemas de enfriamiento.

¿Pero que tiene que ver esto con el estado de Veracruz? Pues sucede que en el municipio de Alto Lucero se localiza la única planta nucleoeléctrica que funciona en nuestro país, mejor conocida como Laguna Verde.

El efecto mariposa proviene su nombre de las frases: “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” (proverbio chino) o “el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un Tsunami al otro lado del mundo” así como también “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo”.

Pues si un simple aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo, aquí en nuestro estado la Comisión Federal de Electricidad que es la responsable de la operación de la central nucleoeléctrica de Laguna Verde, hasta el momento no ha salido a dar la cara para explicar o al menos tratar de informar sobre el peligro que puede representar el desastre registrado en Japón y el cual ya ha sido calificado como el peor en la historia de la industria nuclear a nivel mundial, después de Chernobyl.

Lo cierto es que Laguna Verde en todos los años que tiene que operar, ha practicado una política de avestruz en materia de comunicación, pues cada vez que se presenta algún problema que puede tener repercusión en la población, lo único que hace es meter la cabeza bajo tierra y esperar a que pase todo.

Nuevamente, ante la peor crisis que vive la industria nucleoeléctrica a nivel mundial, Laguna Verde pretende ignorar el efecto mariposa y simplemente practica la política de comunicación del avestruz, ocultar la cabeza y no dar la cara.
Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: